En estos últimos tiempos mi vida gira en torno a deadlines. Apenas entrego algo, ya hay otra cosa que tengo que terminar y entregar. Ya sé que no es novedad. Así funciona la vida. Desde que estaba en la facultad tenía que programar las lecturas y las fechas de entrega de los ensayos. Y lo mismo pasa con las traducciones. Siempre hay algo que tiene que estar listo para cierta fecha. Pero de alguna manera lo que pasa ahora es distinto porque no depende sólo de mí y de mi planeación. Entran en juego la mala organización y la falta de interés de otros. Y me refiero al desinterés en relación a cosas que deberían importarles y ser prioridad pero que prefieren ignorar y pasar por alto en aras de los beneficios económicos y que después yo tengo que solucionar. Además, es muy injusto pensar en los alumnos sólo como cifras (aunque tristemente eso tampoco es novedad). Lo bueno es que existen personas sensatas y solidarias cerca, y que al parecer, lo principal ya quedó arreglado. Siempre es difícil darle gusto a todos, pero creo que hoy lo conseguí.

Una buena noticia:

 tickets   ¡ya están en mi poder!

y una canción antes de seguir trabajando para tener todo listo antes de mi próximo deadline, porque hoy me habría gustado tener una sierra para darle un sustito al menos a uno:

Advertisements

Estos últimos días, a ratos, me he puesto a coser. Y ha resultado una actividad muy terapéutica. Recuerdo que desde que era niña me gustaba mucho asomarme a la caja de hilos de mi mamá y a la colección de mi abuela. Creo que ese fue uno de los motivos por los que quise aprender a coser, ver tantos colores juntos. Sobre todo, me gustaba bordar flores. Aunque, aclaro, tampoco todos los días de mi niñez los entregué al bordado.

Y ahora he estado cosiendo más bien llevada por la necesidad, pero me gustó abrir de nuevo la caja de hilos y buscar el color para cada cosa. Siempre preferí la caja de hilos de mi mamá. Es una caja grande con hilos de todos colores, carretes grandes, chicos… de todos tamaños. No importa el color que necesite, ahí está. Y hasta hoy, no sólo se ha mantenido, sino que ha ido creciendo y de ella ha salido el material para hacer una serie de cosas, entre ellas, varios de mis collares.

Por otro lado, mañana regreso a los salones de clases –y a pesar del inminente regreso, a estas alturas mis horarios no se han definido… Lo único que no me gusta mucho es que mi hora de comer peligra y lo más probable es que se recorra hasta las seis de la tarde. Pero bueno, no quiero preocuparme hasta que todo sea oficial. Eso sí, mucha suerte a todos en este nuevo ciclo.

literature

July 2, 2007

What literature can and should do
is change the people who teach the people who don’t read the books.

                                                       ~A. S. Byatt, in Newsweek 5 June 1995

eventful day

June 29, 2007

Pasaron muchas cosas y, por fortuna, son más las buenas que las malas. Ya empiezan las vacaciones, mi trabajo recibió buenos comentarios, me llegaron unos papeles que esperaba y ahora sí, puedo hacer planes en firme, tengo tiempo para escribir y traducir, ir y venir, terminar mis pendientes…

Pero a pesar de que las buenas noticias opacan lo demás, me inquieta que me sugieran ignorar mis criterios de evaluación, sólo porque en el último minuto alguien decidió echar mano de argumentos supuestamente legítimos, insostenibles para mi gusto. El pagar una colegiatura no le da derecho a un alumno a escoger su calificación, ni obliga al maestro a disfrazar un desempeño mediocre. Por otro lado, es terrible enfrentarse con alguien que confunde un comentario con un insulto, o descubrir que te ven la cara para sacar provecho. Pero bueno, de todo hay en la viña del Señor, y yo confío mucho en la justicia kármica.

Y bueno, está la buenísima noticia de que CU es patrimonio cultural de la humanidad.

“Hace dos años, en julio de 2005, CU fue declarada monumento artístico de la nación. Con este nuevo nombramiento, el recinto arquitectónico mexicano se suma a las universidades de otras regiones del mundo que también son patrimonio cultural de la humanidad, como la de Alcalá de Henares, en España, y la Universidad Central de Venezuela.

La categoría alcanzada incluye el primer circuito universitario inaugurado en 1952 y sus más de cincuenta edificios dentro de una la zona central de 176.5 hectáreas, que significan 25 por ciento de las 730 totales del Campus Universitario. Esta área está delimitada hacia el Poniente por el Estadio Olímpico; al Sur por los frontones y la zona deportiva; al Oriente por la Facultad de Medicina, y al Norte por los edificios de las facultades de Filosofía y Letras, Derecho, Economía y Odontología.” [Leer completo]

En hora buena para la UNAM, y para quienes le tenemos un cariño entrañable. Aquí, un par de mis fotos favoritas de CU. El espejo y la Biblioteca Central, de noche.

Espejo de agua

Una de las cosas que más me gustaban de ir a la Facultad, y me sigue gustando aunque ya no vaya tan seguido, es salir en la noche y ver esto, más si son noches de luna llena:

Biblioteca Central

Noam Chomsky  Aquí la canción de Astrud de un Chomsky enamorado… La idea es simpática. Aunque para profesores enamorados, el poema de Agustín Cadena que leí hace unos días en su blog. Me gustó mucho. Y como es día del maestro, felicidades a quienes se dedican a enseñar, y agrego esta cita del propio Chomsky:

‘Teaching is not a matter of pouring water into a vessel but of helping a flower to grow in its own way’.

 Baja a la cafetería del campus / con el corazón en un puño / sus colegas suspiran / y lloran sus alumnos / Él tiembla como una hoja / y le entra la risa floja / Y ahora llora / Y ahora euforia /Es Dioniso una noria

Noam Chomsky se ha enamorado de ti / Hace meses que Chomsky está loco por ti

Sólo piensa en volar de Boston a Valencia / y pasear contigo por el cauce del Turia / hasta que tú le quieras / él no tendría prisa / y tendría paciencia / él tendría paciencia

Nadie sabe cómo llegó a tu página / pero pronto se hizo asiduo / será por las cosas que escribes / o tus fotos / o tus videos / Cuando piensa que te lleva más de 50 años / él querría no quererte pero no puede evitarlo

No les coge el teléfono a los anarquistas / ni piensa jamás en el programa minimista / sólo quiere que le añadas en el messenger

Noam Chomsky se ha enamorado de ti / Hace meses que Chomsky está loco por ti