weekend

September 30, 2007

This was a weekend for rewriting,
                                                          remaking,
                                                                              retracing

and recycling all after the tragedy of loss.

Time to
           rethink priorities,
                                     welcome the new,
                                                                  recover hope and
                                                                                              enjoy the ride.

poesía performer.rap

September 29, 2007

El jueves comenzaron las sesiones poéticas del Festival de Poesía en Voz Alta, en la Casa del Lago. Después de una bonita caminata en el bosque de Chapultepec que hace años no pisaba, vi a la poeta inglesa de origen pakistaní cuyos poemas traduje recientemente, Shamshad Khan: musicalidad, sentimiento y una voz muy melodiosa.

Shamshad Khan

Shamshad Khan performing Heart (wrap)

Shamshad Khan

Aquí, una probadita de su performance (después de unos segundos mejora la perspectiva), en un momento en el que los espectadores son parte de él:

Después de ella, estuvo Mardonio Carballo, poeta náhuatl ganador del Segundo Slam de Poesía, mezclando sus versos con las notas de un piano y un dj en vivo. Intenso, lleno de ritmo y sin miedo al experimento:

Mardonio Carballo

Y después, la poesía multimedia de Luis Bravo (Uruguay)  acompañada de incienso, un par de velas y música, compuesta entre otros, por Jorge Drexler:

Luis Bravo

Luis Bravo

your heavy unbeliavable
skull, crowded with radiant
suns, a new planet, the people
submerged in you, a lost civilization
I can never excavate:

my hands trace the contours of a total
universe, its different
colours, flowers, its undiscovered
animals, violent or serene

its other air
its claws

its paradise rivers

~Margaret Atwood

September 23, 2007

What you risk reveals what you value.

~Jeanette Winterson, Written on the Body

cambia, todo cambia…

September 23, 2007

Ayer, Jorge Drexler en el Teatro de la Ciudad y la sensación de que todo cambia.

Durante esos días el silencioso mexicano silba, grita, canta, arroja petardos, descarga su pistola al aire. Descarga su alma. Y su grito, como los cohetes que tanto nos gustan, sube hasta el cielo, estalla en una explosión verde, roja, azul y blanca y cae vertiginoso dejando una cauda de chispas doradas. […] La noche se puebla de canciones y aullidos. […] Nadie habla en voz baja. Se arrojan los sombreros al aire. Las malas palabras y los chistes caen como cascadas de pesos fuertes. Brotan las guitarras. En ocasiones, es cierto, la alegría acaba mal: hay riñas, injurias, balazos, cuchilladas. También eso forma parte de la fiesta. Porque el mexicano no se divierte: quiere sobrepasarse, saltar el muro de soledad que el resto del año lo incomunica. Todos están poseídos por la violencia y el frenesí. Las almas estallan como los colores, las voces, los sentimientos. ¿Se olvidan de sí mismos? Nadie lo sabe. Lo importante es salir, abrirse paso, embriagarse de ruido, de gente, de color. México está de fiesta.

~Octavio Paz, El laberinto de la soledad

flag.jpg

y yo, ya estoy lista…

antifaz2.jpg

salvajemente patriota III

September 14, 2007

en la panaderá

7.jpg

51.jpg

salvajemente patriota II

September 12, 2007

cactus.jpg

salvajemente patriota

September 11, 2007

2.jpg

Así es como una de las estaciones de radio que se escuchan comúnmente en los microbuses del DF se refiere a estos días. No sé si todos los mexicanos andan por las calles sintiéndose salvajemente patriotas… lo que sí es un hecho es que el espíritu de la fiesta mexicana está más encendido que el año pasado, cuando todo se concentraba en la polémica post-electoral. En estos últimos días he visto aquí y allá vendedores que ofrecen todo tipo de productos tricolor y banderas que cuelgan en todos lados: casas, escuelas, carros… Es más, la euforia tricolor se coló hoy hasta el salón de clases.

3.jpg

1.jpg

4.jpg

justo hoy

September 7, 2007

Porque hay canciones que siempre van a despertar recuerdos… 

y aunque tú ya no estés aquí,
te sentiré por la materia que me une a ti