Reminiscencias

April 30, 2007

Ya que últimamente he leído, pensado y traducido hay(na)kus, esta idea se volvió uno:

REMINISCENCIAS

que no

fueron años los

que

estuvimos juntos.

Y no importa.

Aunque

hubiera sido

un día, habría

tenido

en mí

el mismo efecto.

Una

noche es

suficiente para que

todo

cambie. Para

romper el pasado.

Y

para guardar

todos los besos

y

los amaneceres

y tus brazos

junto

a las

flores que colgaban

de

mi cuello.

Oscuridad y silencio.

Todo

quedó atrás.

Lejos de aquí

quedaron

cenizas que

esparció el viento.

Ahora

vuelan y

van y vienen

como

en mi

memoria, tu recuerdo.

Advertisements

animalitos

April 27, 2007

changuitos

Mariana encontró esta imagen y me la mandó… y me gustó.

Es uno de mis dichos favoritos. Mi abuela lo decía con frecuencia y mi madre no se queda atrás. Y seguramente yo lo seguiré diciendo un sinnúmero de veces… El punto es que es muy cierto, se puede aplicar en todo sentido.

En esta ocasión, se aplicó en un caso muy práctico. Tras varias desapariciones sospechosas en los últimos días, decidí que no tenía caso buscar más y que todo se trataba de aceptar que hay cosas que no son para uno y cosas que se tienen sólo mientras cumplen su función. Y aunque sigo creyendo lo anterior, después de que Pau retomó la búsqueda, quedó demostrada una vez más la veracidad del dicho. Y le estoy muy agradecida…

Tampoco hay que darse por vencidos tan fácilmente.

Eso me pasó ayer y la semana pasada. Regresé a la exposición de fotografía de Isabel Muñoz que se exhibe en el Centro Cultural de España. Si están en el DF y tienen la oportunidad, no dejen de visitarla. A través de su lente acerca a diferentes bailes y a otras realidades, a la otredad. A diferentes ritmos y sensaciones.

Las fotos más impactantes son las de África. A pesar de que por lo general, las imágenes del continente africano se asocian con el dolor, en este caso no todas necesariamente invitan a la tristeza. Basta ver la foto del hombre cargando un bebé: su fuerza, su mirada penetrante… o la del niño ¿o niña? que tiene los ojos cerrados y las manos en el pecho. Me hace pensar en la manera en la que el concepto occidental de belleza ha afectado la percepción de otros tipos de belleza.

Y ahora sí, en este caso las imágenes dicen más que mil palabras:

Silvio, siempre…

April 23, 2007

Todavía recuerdo la primera vez que escuché a Silvio Rodríguez. Acababa de entrar a la secundaria, y las melodías estaban grabadas en una cinta. Desde entonces, los acordes y la voz de Silvio me sedujeron. He escuchado sus canciones una y otra vez cientos de veces. En walkman, en grabadoras, en cd ya que los discos compactos acapararon el mercado, y ahora en la computadora o en el ipod. En reuniones, en el carro, en la guitarra de los amigos, en covers, aquí y allá…

No importa cuánto tiempo pase, siempre es un placer escuchar a Silvio. No importa cuánta música nueva llega a mis oídos y me gusta, o si mi eclecticismo me lleva lejos de los caminos de la trova, porque regreso a él. Silvio ocupa un lugar predilecto.

Ayer fui con Judith y Jacobo al concierto que dió en el Zócalo. A pesar del inconsistente clima, la lluvia y el viento, verlo en vivo es llenarse de emoción. Además, como todos los conciertos en la Plaza de la Constitución y en especial los que son en la noche, éste fue todo un espectáculo: la Catedral iluminada, la luna, la bandera mexicana ondeando en el asta y la cubana cerca del escenario, la euforia colectiva, perderse en la multitud cantando a gritos las canciones tantas veces escuchadas…

 Silvio Rodrçuez en el Zócalo

No importa cuánto tiempo pase, siempre es un placer escuchar a Silvio. Con su música te toca el corazón.

Silvio Rodrçuez

“Lo más terrible se aprende enseguida y lo hermoso, nos cuesta la vida”. SR

Piratas, ¡a bordo!

April 18, 2007

Lo admito: estoy a favor de la piratería. Si me preguntan que si me gustaría que desaparecieran los piratas, la respuesta es NO. Es un mal necesario que en ocasiones, se agradece…

¿Por qué? Por varias razones. No siempre es cuestión de ahorrarse unos pesos en el cine –aunque hay que reconocer que ir al cine como padre de familia con 3 ó 4 hijos, es un lujo. Y aunque no se tengan hijos, como estudiante también puede ser difícil ir al cine con frecuencia. Y aunque no seas padre de familia ni estudiante, la cosa se complica con lo caro que es todo. Para muchos ver películas no alcanza a estar ni siquiera en segundo plano. Y ni qué decir de los gastos “extras”: palomitas, refrescos, chocolates, hot dogs…

Pero también entran en juego otras cuestiones. Por ejemplo, los puestos piratas son clasificables. No todos venden sólo lo que está en cartelera. En ellos, se pueden conseguir películas que incluso nunca llegaron a estar en las salas, lo que se te ocurra, con la facilidad de verlas cuando tú quieras y en la comodidad de tu casa. Ya sé que esa ventaja también se podría disfrutar comprando las originales. Pero los precios y la situación económica tampoco dan mucha flexibilidad. A mí no me incomoda comprar discos piratas de vez en cuando. La única diferencia es el empaque. El contenido es el mismo. Y sí, ya sé que a veces se ven mal. Pero no siempre. La mayoría de las veces la calidad no representa un problema.

Con la música pasa lo mismo. Claro, entran en juego los derechos de autor y entonces se le hace un mal a los músicos que viven de eso. Sí, pero también de no ser así su música no llegaría a tantos oídos. Más todavía con artistas que no tienen las campañas publicitarias de Pepsi o cuyos discos no llegan al país. Hace unos meses, una cantante norteamericana bastante reconocida, sobre todo en los 70, me regaló algunos de sus discos y me pidió que los reprodujera, agregando que le gustaría visitar México y verlos en un puesto pirata. Lo importante es que la gente la escuche y disfrute sus canciones. Art for art sake. ¿Se le puede reprochar?

Caminando por el Eje Central, uno de los dominios de la piratería en el DF, encontré esto y me llamó mucho la atención:

Sàa la piraterá!

No sé si es cierto que genera más empleos que todas las disqueras juntas… Sí sé que es ilegal y que implica demasiadas cosas, y que es un asunto complejo. Pero no niego su utilidad ni que me he beneficiado de ella. Hay música que no conocería si no fuera por las copias.

En fin. Quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

Muy triste e impactante la noticia del tiroteo en Virginia Tech, considerada la mayor matanza estudiantil en la historia de Estados Unidos superando a la de Columbine. El número de muertos aumenta poco a poco. En este momento ya son 31 muertos y 29 heridos. En verdad es una pena que ocurra algo así, y más en un espacio como es una universidad.

Dice Henry Fielding en Amelia: “It hath been often said, that it is not death, but dying, which is terrible”. Y en estos casos, mucho más. La idea de estar tomando clase y que de pronto te metan un tiro, es espantosa.

Hoy fui al Museo Franz Mayer a ver la exposición Fantasías del Pop que presentaba algunas piezas del diseñador finlandés Eero Aarnio. Sobre todo había sillas, pero a pesar del diseño atractivo no todas son precisamente cómodas. De hecho, varias me parecieron curiosas más que funcionales. Aunque debo decir que la famosa silla Ball, sí lo es. Es muuuy cómoda. Sí tendría una de esas para sentarme a leer. Lo mejor eran las lámparas que parecían bolas mágicas de todos tamaños. Lo peor es que hoy era el último día de la exposición y había demasiada gente, aunque no tanta como cuando salí del museo. Los que se quedaron sí debieron sufrirla. Como se trataba de sentarse y sentir las sillas, y además se permitían las fotos y los videos, el asunto era tumultuoso y desordenado, pero soportable.

Fantasás del pop

Hace tiempo hubo otra exposición de sillas en este museo. Ésta definitivamente estuvo mucho mejor. Y el lugar es una maravilla:

 Museo Franz Mayer

Museo Franz MayerFranz Mayerp1030932.jpg

Y para cerrar, al caminar hacia el metro tomé esta foto que se títula Pato en Bellas Artes:

  

Pato en Bellas Artes

Porque en esta ciudad siempre se puede encontrar de todo.

It was great to find this video where Buffy Sainte-Marie shows how to play the mouth bow:

Nueva perspectiva

April 13, 2007

Hoy ví a Gabo, amigo y contador estrella, en Bellas Artes y la cita terminó siendo memorable porque me enseñó un nuevo ángulo para asomarme a esta parte de la ciudad. Hay días para enamorarse de la ciudad y días para odiarla. Hoy, definitivamente, fue uno de los primeros.

Vacaciones, trabajo pendiente terminado, un día con sol, una plática buenísima con un buen amigo, piña colada y una vista increíble…

dsc00040a.jpg

dsc00041a.jpg